Hace tan solo unos meses salieron a la luz una serie de datos, a través de un estudio de Cinfasalud, que reflejaban que en España sufren estrés con frecuencia un 42% de los ciudadanos, mientras que a nivel mundial nueve de cada diez habitantes, entre 18 y 65 años, lo sufrieron a lo largo del 2017.

En un hecho que el diseño del hogar juega un papel trascendental en el bienestar de las personas, sobre todo cuando sufren de estrés; bien sea debido al dinero, al trabajo, a la familia o a la salud personal.

Pero, ¿cómo convertir un espacio cerrado en un lugar de relajación? Pues para encontrar la respuesta, tenemos que poner la mirada en la cultura oriental y en su sabiduría budista.

Estilo zen en decoración

El estilo zen, que significa meditación, es un estilo que nació de la escuela budista Mahāyāna y que busca la experiencia de la sabiduría más allá del discurso racional. Esto traducido a la estética decorativa viene a ser la búsqueda de la armonía en espacios cerrados a través de una decoración minimalista y poco cargante combinada con una selección de colores claros y líneas rectas, entre otras cosas en las que profundizaremos más adelante.

De hecho, todos aquellos que piensen en el estilo zen, lo relacionarán casi directamente con un entorno tranquilo y relajante. Y ese, básicamente, es el objetivo de este modelo decorativo.

Tips para un ambiente zen

Ahora profundizaremos en varios consejos para poner en práctica y crear un estilo zen, tanto para hogares como para hoteles, restaurantes…

  1. Trabajar en madera: la inclusión de mobiliario de madera aporta un valor añadido a este estilo oriental, ya que nos conecta de manera natural con la naturaleza.
  2. Iluminación: el uso de velas aromáticas suaviza el ambiente aportando una sensación de serenidad y tranquilidad. Además, si unimos esto a una iluminación baja, crearemos un ambiente íntimo.
  3. Formas: las líneas rectas y las formas minimalistas son las más populares en el estilo zen, debido a su contraposición con el ambiente cargado y expuesto de las ciudades.
  4. Colores claros: el uso de tonos naturales como el blanco, el crudo o el beige ayudarán a aportar ese toque zen a la decoración.

¿A quién no le gustaría poder disfrutar de un lugar en el que relajarse tras un día estresante?

La aplicación del estilo zen puede ser aplicado tanto en hogares como en zonas comerciales, y en Martín Proyectos somos especialistas en adaptar tus necesidades. Así que, si lo deseas, contáctanos y te ayudaremos a ejecutar cualquier idea para trasladar el concepto zen del bienestar.

[Total:2    Promedio:5/5]