En el post anterior, comentamos acerca de los elementos a tener en cuenta para escoger el local perfecto y ahora querríamos presentaros los estilos de decoración que contribuirán a que vuestra propuesta comercial sea un éxito.

Tras la elección del local y dependiendo de la actividad y el público objetivo, deberemos escoger un estilo que ayude a presentar el producto o servicio de una manera sólida y atractiva.

Actualmente, existen dos estilos de decoración que pueden servir como punto de partida para iniciar un proyecto de interiorismo: los estilos Moderno y Vintage.

Estilos de decoración

El Estilo Moderno

Es un estilo dinámico y minimalista caracterizado por utilizar mobiliario de madera y colores cálidos y suaves, para transmitir tranquilidad, o colores oscuros para denotar elegancia.

Surgido en la primera mitad del siglo XX, está muy marcado por la escuela de Bauhaus.Sus principales rasgos son:

  • Líneas simples: este estilo está sustentado en la máxima ‘la forma sigue a la función’. Es decir, que aboga por diseños funcionales.
  • Transparencia: la influencia del Modernismo incorpora la utilización de vidrio, ya que fue en esta época cuando se perfeccionaron las técnicas de trabajo de este material.
  • Muebles clásicos del diseño: Surgen algunos de los grandes diseñadores y sus muebles siguen siendo utilizados en la actualidad. Mobiliario realizado en metal y madera.
  • Incorpora el color: juega con el color, tanto en tonalidades suaves para dar sensación de tranquilidad, como en colores oscuros para transmitir elegancia.
  • Atemporal: Se trata de un estilo que, aun siendo utilizado desde hace ya un siglo, continúa aportando sensación de actualidad.
  • Espacio negativo: una de sus peculiaridades consiste en dejar muros vacíos y espacios vacíos, sin cuatros ni ningún tipo de decoración, permitiendo contemplar la naturaleza de los materiales de construcción.

 

El Estilo Vintage

Con un toque clásico y retro, dentro de los estilos de decoración, el estilo vintage se caracteriza por el uso de mobiliario de madera rústico y envejecido. También destaca la utilización de colores pastel, de elementos antiguos y formas redondeadas. El éxito de este estilo de decoración, viene dado principalmente por:

  • Materiales: uso de materias primas sifíciles de encontrar para nuevas creaciones, como la madera de palisandro de los muebles originales daneses de los años 50 y 60.
  • Diseñador: algunas piezas comparten la historia de su creador. La peculiaridad de su diseño las convierten en obras únicas.
  • Calidad: esta época está marcada por una elaboración artesanal, primando la calidad y y el cuidado a los detalles.
  • Exclusividad: fruto de este sistema artesanal surgen piezas con tiradas muy limitadas, dotándolas de un carácter exclusivo.

Como podemos ver, el estilo vintage se basa en la utilización o réplica de elementos de épocas anteriores.

Si estás interesado en profundizar en temas similares o pensando en acometer  una reforma o proyecto de interiorismo, en Martín Proyectos, estamos para asesorarte. Visita nuestra web para descubrir proyectos interesantes y, si lo deseas, solicita información sin compromiso.