Llega la nueva normalidad, y todo indica que vamos a vivir en esta situación durante bastante tiempo. Esto ya está introduciendo importantes cambios en la arquitectura y el diseño de interiores de muchos comercios para facilitar las medidas de protección y las tareas de desinfección. ¿Significa esto que nos adentramos en una nueva era interiorismo comercial? Veamos las tendencias a continuación.

La arquitectura: por fin algo mejora con la pandemia

Con las nuevas medidas y forma de vida que estamos teniendo, nos hemos dado cuenta realmente del espacio en donde vivimos. Acostumbrados a pasar la mayor parte del tiempo en la calle o en el trabajo, estar solos en casa nos lleva a darnos cuenta de los pequeños defectos, como fallos en el aislamiento de la vivienda, en la fontanería o en la pintura.

 

A esto se une otro aspecto fundamental. El teletrabajo ha llegado a nuestros hogares y todo indica que para quedarse. Si no podemos crear un estudio en nuestro hogar, necesitamos un atributo que veremos en el futuro del interiorismo: la flexibilidad.

De ahí nace un nuevo concepto: el pluriespacio: la mesa de comedor que se transforma en oficina o la “habitación sin nombre” donde se hacen cosas tan variadas como teletrabajar, ejercicio, tareas manuales, jugar, etc.

Por último, no olvidemos la higiene. Es importante adecuar espacios donde tener fácil acceso a puntos de desinfección. Esto conlleva a un cambio de los materiales del mobiliario, sustituyéndolos por otros más resistentes, y de la distribución del espacio, separando zonas de los baños, cubos de basura, entre otros.

Las nuevas tendencias en interiorismo comercial

¿Cuáles son las consecuencias de todo esto? Si a estos cambios en la arquitectura añadimos la estética, podemos establecer estos puntos clave en tendencias de la “nueva normalidad” en diseño de interiores:

– Queremos convertir el espacio en un lugar más acogedor que potencie el interiorismo comercial: así, vuelven los colores naturales, cálidos, colores alegres, incluso de neón. Todo lo necesario para huir de una etapa oscura como la que acabamos de vivir.

Utilizaremos más plantas de interiores: en muchos países se han incrementado notablemente la venta en productos de jardinería. Los clientes se sienten más tranquilos teniendo contacto con la naturaleza.

Materiales higiénicos y fáciles de limpiar. Dejamos atrás las alfombras y otros materiales porosos difíciles de limpiar. Optaremos por la piedra, la madera laminada y el vidrio.

Si estás pensando en cambiar la decoración de interiores de tu negocio, ya sabes. Estas claves te servirán para convertirlo en un lugar más bonito, a la vez que funcional e higiénico.

Si necesitas ayuda para adecuar tu negocio, no dudes en consultarnos.

¡Estaremos encantados de ayudarte!