Todos somos conscientes de la importancia que tiene la apariencia. Especialmente en el contexto de una tienda donde la distribución del espacio es clave. La primera impresión que un cliente potencial se lleva de nuestra tienda es fundamental. Especialmente en estos tiempos que corren de “nueva normalidad”

El trabajo de diseño y distribución del espacio en un establecimiento comercial, va más allá de crear un entorno atractivo. El diseño debe ayudarnos a mostrar la esencia de una tienda. Debe ir de la mano del marketing, sin olvidar la funcionalidad y la seguridad de los que entran en ella.

Mobiliario jugueteria

El diseño de un establecimiento debe decir quién es la marca. Debe resaltar sus características principales y ayudar al cliente a entrar en una atmósfera única y diferenciadora. Esta imagen tiene que mantenerse tanto en el exterior (escaparates o fachada) como en el interior del establecimiento.

A raíz de esta “nueva normalidad” estas necesidades han cambiado. Un buen diseño del entorno sigue siendo clave, sin embargo ahora destacamos más factores como la distribución del espacio.

 

La distribución del espacio como base del diseño.

Una buena distribución hará que el cliente se sienta cómodo en esta nueva era de la “distancia social”. Crear pasillos amplios y marcar un flujo de tráfico en la tienda (ya sea directamente con señales o con la distribución del espacio) puede ayudar a mantener el confort del cliente cuando se encuentre en el establecimiento.

Es muy importante liberar los pasillos de elementos innecesarios. Evita todos los obstáculos que puedan detener al cliente sin razón e intenta que los “top ventas” estén a una distancia prudente entre ellos y, si es posible, a la altura de los ojos del usuario. Con esto conseguiremos que el tráfico de la tienda se distribuya y no haya concentraciones innecesarias al no encontrar los productos deseados.

En esta “nueva normalidad” lo fundamental es facilitar la vida al cliente lo máximo posible sin perder ese toque de marketing en el punto de venta.

Tienda Loewe

 

Gestionar el espacio y la separación en las zonas de cajas.

Una de las zonas claves en una tienda es el área de cajas. Debemos  hacer hincapié en ella. Debe estar lo más despejada posible y con espacio suficiente para mantener una cómoda distancia de seguridad. Es probablemente la zona que más aglomeraciones concentra. Para evitar esto es conveniente marcar líneas de separación en el suelo con al menos 1,5 m. de distancia entre ellas, como establece la normativa.

Esta es la zona más “incomoda” de la tienda para el cliente probablemente, por lo que debemos centrarnos en hacer de este espacio un lugar confortable, ya sea a partir de la decoración, las luces o la distribución del propio espacio.

caja tienda

Tras esta pandemia hay muchas cosas que están cambiando y debemos adaptarnos a ellas. Si tú también quieres adecuar tu negocio a los nuevos tiempos, no dudes en consultarnos. ¡Estaremos encantados de ayudarte!